10 consejos de una monja de clausura para vivir los días de confinamiento y no morir en el intento.

  1. ACTITUD DE LIBERTAD.

Lo más fundamental es la actitud con que vivas, la interpretación que haces tú mismo de la situación, la consciencia de que no es una derrota. Paradójicamente, ésta puede ser una oportunidad de descubrir la más genuina y grande libertad: la libertad interior que nadie puede quitarte, la que procede de ti mismo. Es verdad que las autoridades nos “obligan” a estar en casa, tu libertad consiste en adherirte voluntariamente, sabiendo que es por un bien superior. Libre es el que tiene la capacidad de asumir la situación porque quiere hacer lo correcto. No estás encerrado en casa, has optado por permanecer ahí “libremente”.

2. PAZ DONDE SE ENSANCHE EL ALMA.

Mira dentro de ti mismo, el más amplio espacio para expandirte y ser feliz está en tu corazón, no necesitas espacios externos, sino andar con holgura en tu propio mundo. Dale cabida a la creatividad, escucha tus propias inspiraciones y encuentra la belleza de la que eres capaz. Tal vez aún no has descubierto que en la paz del alma brota vida… la vida es creación de más vida, comunicación de gozo y amor. Cuando te acostumbres a vivir en ti, ya no querrás salir.

3. NO TE DESCUIDES, LA PAZ HAY QUE TRABAJARLA.

Ejercita virtudes que requieren de concentración y autoconocimiento, esas que normalmente descuidamos por estar ocupados en mil quehaceres “externos”. De cómo afrontas tus propias emociones y pensamientos, de la gestión de tus sentidos y pasiones depende que vivas en el cielo o en el infierno. Obsérvate y domínate, porque si te dejas llevar del miedo, la tristeza o la apatía, difícilmente cortarás el hilo, ya que no hay muchas evasiones. Disciplina sobre tu corazón: cuando algún pensamiento no te haga bien, deséchalo. Procura inclinarte hacia todo aquello que vayas notando que te da paz y alegría… la armonía hay que currársela.

4. AMA

El tema de fuego para estos días será la convivencia. Ante la crisis por la pandemia estamos más susceptibles e incluso irritables. Tendrás que ser muy paciente y usar mucho el sentido común. Somos diversos, cada quien tiene una sensibilidad diferente por miles de circunstancias. Acepta y respeta las opiniones y sentimientos de los demás. Es muy normal, cuando estamos en nuestra casa, la tendencia a querer controlar todo… Procura no hacerlo, sería causa de muchos enfrentamientos y frustraciones. Quítale importancia a las diferencias, potencia las cosas que unifican. El único terreno que realmente te pertenece eres tú mismo: tus pensamientos, palabras y emociones; no controles, contrólate. Desde el amor sacarás comprensión y empatía, ganas de dar y agradecimiento al recibir. Respeta, acoge la fragilidad, desdramatiza, vive y deja vivir.

5. NO MATES EL TIEMPO

Nada podrá crearte una sensación tan grande de vaciedad y hastío, como pasar el tiempo inútilmente. Es un enemigo gravísimo que podrá robarte la paz y hasta meterte en la depresión. Haz un plan para estos días e intenta vivirlo con disciplina. Descanso y ocupación no son antagónicos, aprovecha para descansar haciendo actividades que te relajen o que estimulen un buen ánimo. Tómate tu tiempo en las cosas sencillas: que la cebolla quede pochadita, los garbanzos tiernos, el potaje a fuego lento ¡Tenemos tiempo!… Aunque un guiso te tome 2 horas, disfruta haciéndolo, pero empéñate en que las cosas que haces, por sencillas que sean, tengan valor y una finalidad, nada de perder tiempo sin sentido, “matar el tiempo” es matar la vida.

6. ENSANCHA TUS PROPIAS FRONTERAS

Cuántas veces nos hemos quejado de todo lo que dejamos por hacer debido a la falta de tiempo. ¡Venga, ahora lo tenemos!…Ese libro que te regalaron hace tres navidades y no has leído, ese otro que aún no has devuelto porque te lo dejaste por la mitad. Si te gusta la música, busca nuevos artistas, descubre nuevos géneros. ¿Te apetece un viaje?… Piensa en algún país exótico y aprende sobre su cultura, legua, tradiciones… tenemos internet para eso. Si eres persona de fe y oración, tal vez no sabes que rezar porque ya agotaste todo lo que sabías ¿Por qué no pruebas con la liturgia de las horas?… Descárgala en tu móvil;  busca en los escritos de algún santo, seguro encuentras muchas cosas que te llenaran el alma de nuevas luces. No te conformes con lo que ya conoces y sabes… ahora que hay oportunidad, ábrete a novedades que te aporten sabiduría y te llenen de alegría.

7. PARA LOS MAS SENSIBLES

Digo con mucho realismo, que no todos dominamos igual las emociones. Habrá personas a quienes, por su psicología, les costará mucho más este confinamiento. Las emociones no solo provienen de nuestro interior, también lo que vemos, escuchamos, tocamos, etc, nos influye. Por ello, hay que ser selectivos con lo que recibimos desde fuera para evitar entrar en círculos viciosos que nos atrapen en la desesperación o nos hagan perder el control. Evitad en la medida de lo posible: conversaciones de tipo pesimista, discusiones, malas caras, exceso de información, películas de terror o intriga, desorden dentro de casa. Como no hay muchas evasiones que nos hagan cambiar de “chip”,  todo lo que entre en nuestro cerebro permanecerá ahí por más tiempo de lo habitual, por eso hay que tener cuidado de no obsesionarnos o no dejar anidar una emotividad negativa en nuestro interior. El exceso de pantallas también es malo, porque sobre-estimula el cerebro y nos pone más nerviosos. Hay que dormir bien, pero en demasía pude provocar sensación de fracaso o derrota. Un remedio buenísimo para canalizar la energía y relajarnos es bailar. Poned buena música y reírse un rato largo bailando. Nada como reírse para reiniciar nuestro sistema interior.

8. NO ESTAS AISLADO

Es importante comprender que no tienes por qué sentirte solo, pues no lo estás. El amor y cariño de tu gente sigue ahí, aunque el contacto físico se haya distanciado. Esta es una oportunidad para vivir la comunicación a otro nivel más profundo, más íntimo. Habla con los que tienes en casa con tranquilidad, sin prisas, escúchales hasta que terminen, deja que el diálogo haga crecer la confianza y las confidencias construyan complicidad. Dí lo que nunca tienes tiempo de decir, cuenta lo que siempre has querido contar, habla de todo y nada pero con cariño, que es lo que llega al alma y hace nido. Responde aquella postal navideña que no agradeciste, la carta que te emocionó y a la que estabas aplazando respuesta, ese e-mail de una vieja amistad. Busca palabras con belleza, intenta darle expresión a tus sentimientos más nobles… Habla desde el corazón y crea lazos mucho más profundos con tu gente. Descubrirás que la distancia no es ausencia.

9. JORNADA DE REFLEXION

Por no agobiarse, también es conveniente buscar momentos de silencio y soledad. En la organización del tiempo para éstos días, también meted espacios de “oxigenación” individual.  ¡Cuántas personas alguna vez he escuchado decir: “Cómo me gustaría retirarme algunos días a un monasterio”! Pues la ocasión está aquí, en casa. Ordinariamente nos cansamos del aceleramiento que tenemos encima, como si fuéramos desbocados por la rutina diaria sin tiempo para asimilar lo que vivimos. Esperamos cambios sustanciales en la sociedad “ésto no puede seguir así”, también se escucha mucho. Pues tenemos esta oportunidad para meternos en un capullo como el gusanito que se convierte en mariposa. Reflexionad, pensad, meditad… ¿Qué puedo cambiar en mi para ser mejor después de estos días?… La separación de las cosas que ordinariamente nos traemos entre manos, ayudará para ver si realmente estamos poniendo el acento en las que importan, de que otras cosas podemos pasar, cuales son irremplazables, etc. Un buen discernimiento para mejorar hará que estos días hayan sido de mucho provecho. Hombres y mujeres nuevos después de esta crisis.

10. ORA.

Sólo la oración (que es el vínculo de amistad con Dios) puede sustentar la vida en todas las situaciones, especialmente en las adversas. Oración, que como diría Sta. Teresa, “aunque la digo a la postre, es la principal”. Orar es abrirse a ese “Otro” que puede sostenerme cuando yo necesito ayuda; pero también cuando yo estoy bien, orar es sostener a otros que lo necesitan. Es la experiencia más universal del Amor. Ora, habla con Dios, se pasaran las horas sin que te des cuenta: háblale de todo, no se cansa de escucharte, desahógate con El cuando lo necesites y ¿Por qué no?… deja que también Él se desahogue contigo, es tu Padre, tu Hermano, tu Amigo.  Ejercita tu fe y tu confianza. Si te dejaste la relación con Dios en el trajecito de marinero de tu primera comunión o en ese bonito vestido blanco, vuelve a intentarlo, ahora hay tiempo y serenidad para conversar con El. Tal vez no crees porque no has probado ¿Y si lo intentas?…

99 comentarios en “10 consejos de una monja de clausura para vivir los días de confinamiento y no morir en el intento.

    1. Consejos maravillosos, para que luego digan que las monjas en su convento son inútiles. Gracias por todo el bien que hacéis con vuestra vida entregada a Dios. Si, es verdad tenemos un tiempo ¿de crisis?…. no, de gracia de Dios,porque este mundo caminaba hacia la perdición: gobiernos con leyes contrarias a la Ley de Dios, un mundo pervertido… y Dios quiere despertar nuestras conciencias. Solo Dios nos puede librar de esta terrible pandemia. Si, a los medios humanos para combatirla, pero sobretodo Él

      1. Gracias madres, hijas de dios, por darnos,este maravilloso y sabio mensaje! Para reflexionar y meditar. Gracias

      2. 🙋‍♀️Buenas tardes Hijas de Cristo y Maria,! Mil Gracias por tan acertados consejos. Estoy 100% de acuerdo con los 10 temas! Llevo mas de 6 meses con Depresion y muchos de sus Consejos los he vivido. Siempre digo “que aunque las paredes no me hablan😅, Yo si Hablo con Diosito, La Virgencita y Mi Angelito de la Guarda y Mi Monasterio no lo Cambio. Dios les Bendice🙏🥰

    2. Me ha encantado tus consejos, son transparentes, sencillos y muy inteligentes. Muchísimas gracias porque lo que nos queda de tiempo en casa se me estaba atragantado.

    3. Gracias, sabias palabras me ayudaron a encaminar mi cuarentena, bendiciones a quienes o quien pensó y escribió estos 10 sabios consejos

    4. Me ha parecido maravilloso el orientar la dinámica psicológica hacia el crecimiento espiritual y responder al Señor desde la vida en todas sus circunstancias. Gracias, muchas gracias, a la M. María Teresa . fr. Paco, Mc (dominico de Montesclaros)

    5. Estos consejos son una luz en la oscuridad
      Mucha gracias desde Monterrey México m, a donde apenas está llegando este tsunami

      José Ángel Peña

    6. Estos consejos son una luz en la oscuridad
      Mucha gracias desde Monterrey México, a donde apenas está llegando este tsunami

      José Ángel Peña

    7. Cuando te acostumbres a vivir en ti…ya no querrás salir…..que cierto !
      El Señor te llevara de la mano por donde vayas y no debes temer… solo confia en El
      Ora para ser mejor persona…y da hasta que duela

  1. Gracias, hermanas carmelitas, por vuestra singular aportacion con esas 10 pista o.consejos, para que cada cual vea y considere lo que le puede servir. Gracias

    1. Gracias , de verdad, por enseñarnos con tanta humildad esa sabiduría de vida, imprescindible en nuestro mundo y más en momentos tan críticos como los q estamos viviendo.

      1. Infinitas gracias madre,siempre es muy tranquilizador sus consejos venidos de la experiencia de vida de cada una de uds. Dios la bendice. Paz y bien.

    1. Muchas Gracias por contar parte de su vida
      Yo soy una de esas que en muchas ocasiones he dicho lo de que bien estar en un combento y hoy me traen un poquito de esa vida a mi casa Gracias por ser las Manos que nos pueden ayudar a llegar a la otra orilla sin desesperación
      Que Dios nos Bendiga y La Virgen nos Proteja a todos

      1. Gracias Hermana por tan invalorable consejos! Gracias de corazón…los necesitamos…desde Argentina rezamos por que este flagelo termine y nos deje una enseñanza!! Amen

  2. Me han ayudado muchísimo, millones de gracias por estos consejos que pienso poner en práctica desde ahora mismo.
    Gracias de todo corazón.

  3. Reblogueó esto en y comentado:
    Excelentes recomendaciones del Blog Carmelitas Descalzas de Cadiz, para sobrellevar el aislamiento y oportunidad única de reflexión sobre nuestra vida de todos los días.

      1. Gracias, muy ciertas estás reflexiones, reconfortantes de gran ayuda, en estos
        tiempos en nuestra Fe necesita fortalecerse.
        Mil gracias…. Bendiciones y abrazos
        de Luz.

  4. Sois ángeles en la tierra.
    Gracias por vuestra labor silenciosa y volcada en los demás guiadas por el amor a Dios.
    Qué El os bendiga.

  5. Perfecto el decálogo. Muchas gracias.
    Solo una pequeña objeción al n°10: parece que nos olvidamos a menudo del rostro femenino de Dios, que es Él/Ella. Ese rostro, como decía otra caremelita descalza muy querida y admirada por mí, CRISTINA KAUFMANN, es la GRACIA. Recuperémosla. 🙏

  6. Oremos todos para que recapacitemos en la responsabilidad que tenemos como Cristianos en ser un buen ejemplo para los jóvenes, Dios en su infinita misericordia nos de siempre la oportunidad de cambiar y ser mejores . Gracias y bendiciones.

  7. Considero muy oportunos estos 10 consejos, además de fáciles de practicar. Pienso que con buena disposición pueden ayudar mucho a llevar con alegría esta etapa de “encierro”…!!! GRACIAS!

  8. muchas gracias hermanas, estos son los mensajes que me han llegado al compartir los consejos en mi grupo de whasapp familiar:

    ” Me encanta Alejandro
    Gracias👏🏻😘
    Me ha dado chute de energía💪🏻”

    “A mi me ha hecho llorar
    Gracias 😊”

    “gracias! ❤”

    “Que bonito ❤”

  9. Me he atrevido a guardar este artículo en mi correo, además, lo he querido compartir, para que quien lo desee, pueda leerlo y sacar todo lo positivo.
    Gracias hermanas!!

  10. Muchisimas gracias. Me encanta la rabiosa actualidad y sabiduría que puede esconderse tras las rejas. Gracias de corazón.
    Concha

  11. Muchas gracias Hermanas. Yo he aprovechado para hacer ejercicios espirituales con mi parroquua con nuestro párroco y me ayuda mucho. Es una maravilla la Iglesia! Unidos en el corazón de Cristo

  12. Me gustó mucho .muchas palabras llegaron bien hondo.Me identifiqué con las cosas escritas.Tomar lo más posible de los consejos gracias .muchas gracias por pensar en el otro.

  13. Much´ísimas gracias, hermanas. En Italia ya llevamos dos semanas de encierro y, la verdad, sus consejos ayudan a recomenzar y dan y darán muchas luces. Tengan la certeza de que son fundamento de roca de la Iglesia y del mundo. !Qué sería de la Iglesia y del mundo in ustedes! Que Dios y la gnde Santa Teresa las bendiga y las haga muy fieles y les dé muchas vocaciones!

    1. Muchísimas gracias por todos los buenos consejos, ojala nos haga mejores personas
      Y mas humanos para asemejarnos mas a Dios

  14. Muchísimas gracias.Son las grandes desconocidas y olvidadas para muchos y una vez más son las q desde el silencio nos transmiten serenidad y sabiduría. Gracias por ser nuestras guardianas en una sociedad repleta de poco tiempo y de individualidad.
    Pero no olvidemos q los cristianos debemos transmitir ESPERANZA porque nuestro vivir esta fundamentado en Dios que es amor.GRACIAS.

  15. Adela
    Gracias del alma y con todo mi ❤️
    El Sr todo poderoso les siga iluminando y llenando de paz.
    Gracias por compartir con todos nosotros.💐

  16. Muy bueno. Tiempo para fortalecer nuestro diálogo con Jesús y con nuestra Madre la Virgen Maria. Tiempo para encontrarme a mi mismo. Tiempo para orar.
    Qué bueno, no va a sobrar tiempo.

  17. Gracias por darnos a conocer estos consejos, una gran oportunidad en estos tiempos en que vivimos inmersos en la vida cotidiana de manera acelerada, con mucha prisa, atraídos por las cosas del mundo. Ustedes viviendo la vida en contemplación como la hermana de Marta, María que escuchaba atenta a Jesús; y nosotros, los que estamos inmersos en el mundo, como la Marta, una mujer de acción, así también nosotros una vida de pura acción. Muchas gracias, y yo admiro mucho la vida de la puequeña Teresita, de Santa Teresita del Niño Jesús. Gracias, ya he compartido estos consejos con mis primos y con amistades. Dios los bendiga y los proteja.
    Mario Gabriel.

    1. Hola, os escribo desde Filipinas. Muchas gracias por esta reflexión que nos ilumina cómo vivir la cuarentena con sentido y fe. Soy misionera católica mi Comunidad es Servidores del Evangelio, y también estamos ya en la 2 semana de total cuarentena. Somos misioneras, es decir dedicadas a dar el Evangelio a todos pero especialmente a los jóvenes. Este tiempo nos “fuerza” a estar en casa. Esta prohibido hasta salir para un paseo. Así que estamos como “contemplativas-misioneras”. Gracias por los consejos y nos sentimos UNO en el corazón de Cristo. Ana

  18. Gracias, Hermanas! Desde la Argentina nos da alegría sentirnos uno en este barco. Sus consejos son maravillosos y nos acompañan en este tiempo de incertidumbre

  19. Queridas hermanas, he leído en el diario La Nación de Argentina , los 10 consejos para vivir el aislamiento, (el encierro) Muchísimas gracias, me parecieron muy buenos y trataré de ponerlos en práctica.
    rezaré por Ustedes. Cariños

  20. muchas gracias realmente veo que están al día por los comentarios y consejos.Siempre una oracion viene bien. Mirar en tele la misa no es lo mismo pero da paz ,uno participa en comunidad con otro es otra forma. unidos con el corazón les deseo lo mejor.

  21. Muchas gracias hermanas, un saludo muy afectuoso desde el más profundo de nuestros corazones. Nos han sido muy útiles vuestros consejos. María Antonia (mi tía ya mayor) y su hermana Claudia, viven muy angustiadas este proceso que nos toca transitar. Ambas ya son mayores y le temen mucho a este virus. Les haré llegar estas hermosas palabras para que encuentren un poco de paz y dejen los pensanmientos oscuros de lado. Bendiciones hermanas y a todos los lectores.

  22. Gracias por darnos a conocer estos consejos, una gran oportunidad en estos tiempos en que vivimos inmersos en la vida cotidiana de manera acelerada, con mucha prisa, atraídos por las cosas del mundo. Ustedes viviendo la vida en contemplación como la hermana de Marta, hasta hace poco tiempo era un alma perdida. Viviendo en el pecado y lujuria. Hasta que encontre a Marta .
    Camila

  23. Hola, os escribo desde Filipinas. Muchas gracias por esta reflexión que nos ilumina cómo vivir la cuarentena con sentido y fe. Soy misionera católica mi Comunidad es Servidores del Evangelio, y también estamos ya en la 2 semana de total cuarentena. Somos misioneras, es decir dedicadas a dar el Evangelio a todos pero especialmente a los jóvenes. Este tiempo nos “fuerza” a estar en casa. Esta prohibido hasta salir para un paseo. Así que estamos como “contemplativas-misioneras”. Gracias por los consejos y nos sentimos UNO en el corazón de Cristo. Ana

  24. Muy bonito y profundo decálogo que nos guía para adentrarnos en nosotros mismos, la mejor manera de adentrarnos en los demás y la insondabilidad de Dios. Gracias y bien.

  25. Que enriquecedoras reflexiones, y como la distancia no es ausencia les esribo desde Bogota Colombia, presente en esta gran comunidad virtual para agradecerles por estas reflexiones. Que alegria poder compartir aqui desde la cuarentena preventiva que estamos viviendo. Un gra abrazo y que Nuestro Señor les bendiga.

  26. Gracias por esta herramienta para disfrutar y crecer en este trance. Yo jamás me he sentido sola, porque sé que Dios siempre está conmigo, pero creo que yo no me sé dirigir a Él. Aprecio mucho las ideas para hacerlo mejor y sacar provecho de esta situación. Espero salir de ella fortalecida. Lilia de Guadalajara, México.

  27. Muchas gracias. Dios sea su compensación. Gracias sigan con refuerzo para todos. Su Entrega es nuestro motivo para seguir adelante. Un abrazo grande para cada una. Solo Dios Basta.

  28. Sí, lo que dice ayuda mucho, pero hermana tenga en cuenta que el confinamiento de la mayoría de nosotros es muy diferente. La mayoría de los conventos de clausura tienen grandes áreas de terreno y eso les permite caminar, trabajar en el huerto y demás actividades que requiere un lugar grande, donde pueden desconectar. Pero nosotros llevamos semanas encerrados en un espacio pequeño; para hacer una comparación, es como si ustedes tuvieran que permanecer solamente dentro de la celda donde duermen, y ahí hacer todo durante todo el tiempo del confinamiento sin salir de la celda; y entonces hay que ver si no perderían la paciencia. Gracias x los consejos no me lo tome a mal, pero cuando decida pasar 2meses solamente dentro de su celda (desde luego que no sea por razones de salud) y logró que eso no le afectara, ahí sí dígame los consejos que los seguiré al pie de la letra. Además tenga en cuenta que ustedes por naturaleza son personas mucho más espirituales que la mayoría de las personas, les agrada el silencio, la soledad, la calma; y la mayoría de las personas necesitan el movimiento, interactuar con las personas, ver el movimiento de la ciudad y es un cambio muy brusco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s