Contemplar el mundo con la mirada de Dios

Cádiz, 9.VI.2017. El próximo domingo 11 de junio, la Iglesia celebra la solemnidad de la Santísima Trinidad y la jornada pro orantibus, en la que recordamos a quienes hemos sido llamados a la vida contemplativa, monjas y vida eremítica. Y en este contexto precisamente, nuestro Monasterio del Corpus Christi y San José de Carmelitas Descalzas de Cádiz tenemos dos experiencias que celebrar y compartir:

El 60º aniversario de profesión  (bodas de diamante)  de nuestra decana Hermana Mª Guadalupe del Espíritu Santo, de 95 años,y el ingreso como postulante de la hermana Liliana, joven médico que deja su profesión de sanar cuerpos por la de sanar almas, con el deseo de buscar el rostro de Dios en esta maravillosa y eficaz misión, como dice el Papa Francisco: «los contemplativos, como hombres y mujeres que habitan la historia humana, atraídos por el fulgor de Cristo, el más hermoso de los hijos de los hombres (Sal 45, 3), se sitúan en el corazón mismo de la Iglesia y del mundo […]. La vida contemplativa ha representado siempre en la Iglesia y para la Iglesia el corazón orante […] signo y profecía de la Iglesia virgen, esposa y madre; signo vivo y memoria de la fidelidad con que Dios sigue sosteniendo a su pueblo a través de los eventos de la historia» (VDq, n. 3.5).

El lema de la jornada pro orantibus de este año es: “Contemplar el mundo con la mirada de Dios”. Nuestro santo padre, Juan de la Cruz, gran contemplativo, místico y doctor de la Iglesia, lo expresa diciendo: “el mirar de Dios es amar”. Así pues damos infinitas gracias a Dios por el don de la vida contemplativa en nuestra diócesis de Cádiz y Ceuta. Por estos espacios y lugares en los que se ofrece a Dios una continúa oración y alabanza; un rico patrimonio espiritual. El fin de esta jornada es dar a conocer la vocación específicamente contemplativa, tan necesaria en la Iglesia y el mundo, promover la vida de oración y la dimensión contemplativa.

La vida consagrada es una historia de amor apasionado por el Señor. Quien se sumerge en el misterio de la contemplación ve con ojos espirituales: esto le permite contemplar el mundo y las personas con la mirada de Dios.

Esta historia de amor hoy día sigue siendo “viva y eficaz, penetrante como espada de doble filo”. Ayer y hoy Dios sigue llamando a los que quiso para Sí.

Oración: Que te glorifique, Dios nuestro, tu Iglesia, al contemplar el misterio de tu sabiduría, con la que has creado y configurado el mundo. Tú, por medio de Jesucristo, nos has justificado y en tu Espíritu Santo nos has santificado; escucha la oración que hoy te dirige tu pueblo, volviendo su mirada y su corazón hacia los monasterios, por las personas consagradas contemplativas, que, como centinelas de la oración, dedican todo su tiempo únicamente a ti, vigilando día y noche con sus lámparas encendidas. Concédeles permanecer fieles a su vocación, y haz madurar plenamente el fruto de su consagración monástica, para que tu Iglesia siga recibiendo de ellos incrementos abundantes de fe y caridad. A ti el honor, la gloria y el poder, a ti la alabanza y la aclamación por los siglos de los siglos. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s