El dolor de María

Ntra. Sra. de las Angustias, vulgo del Caminito (Cádiz).

De los “Resúmenes de algunos ejercicios espirituales” de Sta. Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein).

María siempre ha sufrido bajo la separación de su Hijo. En Caná se acentuaba esa separación y ahora de nuevo en la Cruz. A gusto le hubiera ella seguido a todas partes como otras mujeres. Pero no era su vocación. Sólo en la pasión tenía que estar cerca. Ella es la primera en ver el costado abierto y venerar el Corazón de Jesús. En el nacimiento de la cabeza de la Iglesia ella no sufrió dolores. Pero ahora, cuando se convierte en Madre de los miembros, ella grita de dolor (Ap 12, 2). Con todo, ella es la mujer fuerte, apoyo de las demás mujeres, de los apóstoles, especialmente de Juan, que le es confiado como hijo.

Ponen el cadáver en su regazo. En la Nochebuena ella gustó con todos los sentidos de la dulzura del niño. Ahora ve el cuerpo muerto, la boca enmudecida, pero el aroma del sacrificio asciende; y en la amargura del dolor ella siente que la amargura del pecado está superada. Ella sostiene a Dios en sus brazos – pero es un cuerpo muerto. Dios está muerto. Entonces le quitan el santo cuerpo y lo colocan en la sepultura. Ella se queda sola – la imagen de la Iglesia viuda.

La noche es oscura y solitaria, pero irrumpe una nueva luz, de nuevo ella oye las voces de los ángeles, del sepulcro sale un aroma como la inmortalidad, ella siente una dulzura nunca conocida – y entonces aparece ante ella el Resucitado, ella le puede abrazar y oye el Regina Caeli, laetare de los ángeles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s